evangelización de la nueva españa

La Evangelización en la Nueva España

La Conquista del Espíritu: iglesia y CORONA, un negocio redondo.

Por: Jessica Castro Martínez

Photo by Josh Applegate

Cuando pensamos en la palabra conquista seguida de la palabra espiritual viene a nuestra mente un baño de sangre, una “guerra santa” que justifica la muerte y erradicación, si es posible, de creencias e incluso de una cultura entera.

Eso fue en gran media lo que ocurrió en la conquista de la Nueva España, esa fue la principal justificación por la cual la corona Española “evangelizó” a los indios, dándoles la oportunidad de acceder a las riquezas de estos nuevos territorios.

La evangelización en la Nueva España

Ésta comenzó en el año de 1522, cuando el papa Adriano IV decide que los territorios conquistados por españoles y portugueses deben ser evangelizados. Es en este año cuando llegan los primeros 12 frailes franciscanos (como los doce apóstoles) a la N.E. con la misión de evangelizar y convertir a todos los indios a la fe católica, accediendo de este modo a la salvación de su alma.

 

evangelización el la nueva españa

El papa Adriano IV bendiciendo a los 12 frailes franciscanos

 

Poco tiempo después llegaron otras órdenes religiosas como: Dominicos, Agustinos y finalmente, los Jesuitas.

A su llegada a este territorio se encontraron con culturas que tenían siglos o incluso milenios de antigüedad, por lo cual, sería imposible cortarlas de raíz. Tendrían que encontrar la manera de adecuar estas creencias a la fe católica. Así es como se inicia con la apropiación simbólica de los antiguos Dioses.

El ejemplo más representativo de ello es la Virgen de Guadalupe. El culto a Tonāntzin, que proviene del náhuatl y significa: nuestra madre venerada. En este culto se veneraba a la madre de los dioses, la cual tenía un templo en el cerro del Tepeyac, al cual acudían desde lejanas tierras hombres, mujeres y niños para ofrecer sacrificios y adorar a esta diosa. Este templo fue destruido durante la conquista, pero los frailes franciscanos conservaron un adoratorio, donde años después llegaría la primera imagen de la Virgen de Guadalupe.

Esta primera imagen fue pintada por Marcos Zipacli, un estudiante indígena del colegio de Santiago de Tlatelolco (colegio franciscano de artes) Este joven plasma diversos rasgos físicos así como símbolos prehispánicos, con lo cual logra que los indígenas se apropien poco a poco de esta imagen y la conviertan en un culto propio. La Virgen de Guadalupe da un sentido de protección a tantos indígenas que vieron su mundo entero desmoronarse ante sus ojos.

En este momento los frailes se dan cuenta de que la mejor manera para acceder a la conversión de los indígenas era haciéndolo con ayuda de ellos mismos, es por ello por lo que los Caciques (nobleza indígena) fueron de fundamental apoyo para la paulatina conversión de los indios. Los frailes se centran en la evangelización de tres grupos

  1. Caciques: nobleza indígena, el grupo culto que conoce la lengua y que en su mayoría estuvieron de acuerdo con la conquista
  2. Mujeres: que después de ser evangelizadas lo harían de igual manera con sus familias.
  3. Niños: que representaban el futuro de la colonia.

 

evangelización en la nueva españa

Evangelización de los frailes franciscanos

 

Este proceso de evangelización tomó aún más fuerza para el Catolicismo en Europa, ya que al mismo tiempo se perdían grandes cantidades de fieles con las guerras religiosas y cada vez más conversos al protestantismo del siglo XVI.

La relación de la corona española con Roma era tirante, pero de cierto modo era una relación simbiótica, ya que los unos dependían de los otros, por un lado, España necesitaba la aprobación de la iglesia católica para perpetrar la conquista y expropiarse de manera legítima de todos los territorios del nuevo continente así como de sus riquezas, por otro lado, la iglesia veía en esta evangelización una nueva fuente de ingresos, similar a la que estaba perdiendo de forma acelerada en Europa, ya que evangelización es igual a mayor número de fieles y mayor número de fieles equivale a mayores ingresos por concepto de diezmos.

La historia de la humanidad está marcada por una larga cadena de conquistas, las causas o motivaciones pueden ser muy diversas, entre las más comunes son: territorio y religión, pero si hacemos un análisis no necesariamente tan profundo entendemos que la única motivación es de tipo económico.

Entonces les pregunto ¿Quién le otorgó el poder divino a la corona española para conquistar todos estos territorios en el nombre de Dios? Si su respuesta es: la santa sede, les dejo una reflexión más: ¿fue verdadero el deseo de otorgarle a los indios “infieles” la posibilidad de salvar su alma y acceder al reino de los cielos? o simplemente un negocio multimillonario, el móvil de las guerras que vive el mundo en nuestros días: la fe.